4.20.2011

El Indispensable

Hace unos días, accidentalmente me rebané el dedo índice...
bueno, no una rebanada en sí,
pero fue una gran y medio profunda cortada
que levantaba un gran pedazo de carne.
Está de más detallar ése suceso~


El caso es que a pesar de mi casi ausencia de dolor,
incapacité mi dedo, por si las moscas~
y me dí cuenta del trabajo que me costaba hacer cosas tan cotidianas
sin emplear ése dedo.
Así que pensé en usar el dedo,
arriesgando a que la herida creciera y empeorara,
pero mejor decidí a aprender a no usarlo;
al fin tengo otros dedos.


Con los días me he dado cuenta que no es indispensable
que puedo seguir sin él,
sí, es difícil
pero así puedo fortalecerme, en otros aspectos...


... y hablando de eso, ya no te necesito.
 
;