9.18.2012

Nadeando

Cuando te marchas, ¿recuerdas lo que dejas?
Otra vez ese vacío
Otra vez el hoyo negro que se come mi vida.

El Nada se apodera de mí,
El Nada que diluye y destruye.
El Nada disfrazado de tus palabras

El Nada: alguien materializado en mi mente,
con referencias de la realidad.
El Nada inexistente que me consume.

No me quiero diluir.
Me veo lejos, casi invisible.

¿Será verdad?
¿Terminaré siendo creada por los demás?
Me seré ajena y desapareceré.

Y ahora que me doy cuenta de ello,
necesito plasmar con urgencia mi existencia.
La existencia que me queda.

Sentir y volver a sentir.
Perder tus sueños.
Perder tu magia.
Perder tus alas
y fabricarte unas artificiales.

Volver, volver al suelo
y mirar el cielo, de nuevo.
Intentarlo, de nuevo.
Creer, de nuevo.

Y así funciona, ¿no?
Siendo todos iguales
siendo Nada.
 
;